lunes, 31 de octubre de 2011

A las puertas de la gloria

Un Alavés de cine no pudo completar la gesta en la Copa de la UEFA del 2001 cayendo en la final ante el Liverpool de la manera más cruel posible: con un gol de oro en propia puerta (4-5)

    El Liverpool sudó sangre para levantar el título

Pocas veces ‘la suerte de los campeones’ se verá tan reflejado como en la final de la UEFA del 16 de mayo del 2001. Alavés y Liverpool llegaban a Dortmund habiendo recorrido caminos muy distintos. Mientras los ‘reds’ dejaron en el camino al Rapid de Bucarest, Slovan Liberec, Olympiakos, Roma, Porto y Barça, los pupilos de Mané se habian deshecho de Gaziantepspor (Turquía), Lillestrom (Dinamarca), Rosenborg, Inter de Milán, Rayo Vallecano y Kaiserslautern.

No había duda en las casas de apuestas. Los ingleses, un equipo instalado siempre en la elite del fútbol europeo, debían ganar e incluso golear a un desconocido Alavés que había alcanzado su primera final continental. No obstante, y tras el pitido inicial, lo único cierto fue que el cuadro vitoriano firmó actuación que, pese a tener un final cruel, pasará a la historia del fútbol.

El choque empezó con los hombres de Gerard Houllier asfixiando a los Jordi Cruyff, Tomic, Ivan Alonso, Geli, Javi Moreno y compañía. Tanto es así que, a los tres minutos, Babbel remató al fondo de las mallas una falta lateral. Antes del minuto veinte, Gerrard superó a Herrera en un mano a mano, poniendo el 0-2 en el marcador y, aparentemente, sentenciando la final. Reaccionó Mané, y vaya si lo hizo. A la media hora de juego quitó a Eggen por Ivan Alonso, jugándosela con una defensa de tres. Y le salió bien. En el 27’ el charrúa conectó un testarazo para recortar distancias. Pero antes del descanso los ‘reds’ golpearon de nuevo al convertir McAllister una pena máxima (3-1).

Tras el descanso apareció Javi Moreno para reavivar el sueño del Alavés. En el 47’ remató un buen centro desde la banda derecha para poner el 2-3, y solo cuatro minutos después, puso la igualada en el marcador con un sensacional lanzamiento de falta (3-3). A partir de ahí ya todo era posible, aunque lo que sucedió fue que Robbie Fowler puso otra vez por delante a los de Anfield con una gran acción individual a solo quince minutos del final. Y cuando el título parecía viajar hacia el Reino Unido, cuando la remontada de los de Mané parecía estéril, Jordi Cruyff se anticipó en el primer palo en un saque de esquina para seguir soñando y mandar la finalísima a la prórroga. Antes del tiempo extra, pero, aún dio tiempo para que Magno viera la segunda amarilla y dejara a los de Mendizorroza en inferioridad numérica.

Y fue en la prórroga donde el fútbol se cebó con el Alavés. Karmona también fue expulsado dejando al cuadro español con 9 hombres, con lo que no quedaba otra que buscar la tanda de penaltis. Y cerca estuvo. En el 118’, y faltando solo 120 segundos, Geli despejó una falta lateral con tanta desgracia que el balón sorprendió a su propio meta y acabó entrando por el segundo palo. Era el gol de oro para el Liverpool y el gol de la crueldad para un equipo modesto que, a pesar de caer, emocionó a toda Europa aquella noche de mayo del 2001.

Algunos dicen que la historia solo recuerda a los vencedores. En este caso no fue así. Por más años que pasen, nunca se olvidará la actuación de leyenda de un Alavés que se quedó a las puertas de la gloria.

    El destino fue muy caprichoso con el Alavés

Estadio: Westfalenstadion (Dortmund, Alemania)

Árbitro: Gilles Veissière (Francés)

Alavés: Herrera, Contra, Téllez, Karmona, Eggen (Iván Alonso), Geli, Astudillo, Magno, Tomic, Desio, Jordi Cruyff, Javi Moreno, Pablo.

Liverpool: Westerveld, Babbel, Hypia, Henchoz (Smicer), Carragher, McAllister, Haman, Gerrard, Murphy, Heskey (Fowler), Owen (Berger).

Goles: 0-1 Babbel 3’, 0-2 Gerrard 17’, 1-2 Iván Alonso 27’, 1-3 McAllister 41’, 2-3 Javi Moreno 48’, 3-3 Javi Moreno 51’, 3-4 Fowler 74’, 4-4 Jordi Cruyff 88’, 4-5 Geli(p.p) 118’.


viernes, 28 de octubre de 2011

Wimbledon: más allá del prestigioso torneo de tenis

Un estilo de juego se impuso durante las décadas de los ochenta y noventa en la Premier League y el Wimbledon FC fue uno de los impulsores de la que es hoy seña de identidad del fútbol inglés.

Si nos adentramos en el buscador más conocido del planeta, Google, e introducimos la palabra “Wimbledon”, nos salen páginas y páginas de información de todo tipo sobre uno de los más antiguos y reputados torneos del deporte de la raqueta a nivel mundial. Hasta la cuarta página no nos aparece tímidamente una pequeña reseña sobre un club que tuvo un protagonismo especial a finales de los ochenta y principios de los noventa, ganándose el cariño y respeto de los “supporters” ingleses.

Historiadores y especialistas coinciden en que el modesto Wimbledon FC, que no se convirtió en equipo profesional hasta 1964 y después deambuló años y años por las categorías inferiores inglesas, fue el precursor y el principal valedor de un estilo que se impuso durante los ochenta y que hoy en día prevalece aún entre la mayoría de clubes ingleses, una forma de juego basada en el físico, en el choque, en la agresividad, llegando incluso a traspasar el límite entre el reglamento y la violencia. Plough Lane y luego Selhurst Park fueron auténticos rings de boxeo y campos de batalla donde cada fin de semana se jugaba un nuevo asalto, alentados por más de 20.000 hooligans en las gradas que animaban a su equipo hasta la saciedad, supliendo las más que evidentes carencias técnicas que pudiera tener el equipo que residía en uno de los suburbios más bonitos y con mayor historia de la capital inglesa.

Llegaron a la élite del fútbol inglés en 1986  de la mano de jugadores como Vinnie Jones, el irlandés de origen ecuatoriano Lawrie Sánchez o el nigeriano John Fashanu. Jones se ganó una fama en el fútbol inglés que aún perdura en la actualidad gracias a su juego extremadamente violento e intimidatorio en su labor como centrocampista defensivo (su marcaje al entonces jugador del Newcastle Paul Gascoigne pasará a los anales de la historia de la Premier League, con agarrón de testículos incluido). El equipo, conocido por aquel entonces por todo el país como crazy gang, por la locura y agresividad que auguraban cada uno de sus enfrentamientos, consiguió su mayor proeza solo dos años después de ascender a la cumbre del fútbol inglés. En 1988 se alzó con la FA Cup, la competición con más historia del mundo, después de deshacerse del todopoderoso Liverpool en una final antológica con gol de Lawrie Sánchez, ante los más de 30.000 “dons” (como se conoce peculiarmente a sus aficionados en Inglaterra) que se habían desplazado hasta Wembley. Proclamarse campeón de este torneo, además de prestigio, daba acceso directo a jugar competiciones europeas, pero el equipo del suroeste de Londres no pudo disfrutar de tal privilegio debido a la sanción impuesta a los equipos ingleses, en la que se les privaba de disputar cualquier competición continental por los incidentes que tuvieron lugar en Heysel durante la final de la Copa de Europa de 1985 entre Liverpool y Juventus y en los que murieron 39 aficionados, la gran mayoría italianos.

            Vinnie Jones (Wimbledon) agarra a Paul Gascoigne de los testículos en una imagen que dio la vuelta al mundo 


El equipo londinense se mantuvo doce años más en la cúspide del fútbol británico fiel a su estilo de juego rudo, tosco y al margen del reglamento, un juego basado en destruir el entramado rival y tratar de que el balón esté más tiempo en el aire que en el terreno de juego. En el campeonato liguero llegaron incluso a conseguir un sexto lugar la temporada 1993/ 1994, pero fue en el año 2000 cuando, catorce años después de su ascenso a la Premier, el equipo se vio abocado al descenso a la First División después de una última jornada de infarto en la que se jugaba la permanencia con el Brentford. Ese descenso supuso la progresiva decadencia del club londinense, sus aficionados comenzaron a dar la espalda a su equipo y el apogeo de diversos clubes de Londres en la élite del fútbol inglés tampoco ayudó a revitalizar las esperanzas de los que durante casi dos décadas habían sido los “bad boys” de Inglaterra. Finalmente, los propietarios decidieron trasladar al equipo a una ciudad de reciente creación por el boom urbanístico, Milton Keynes, pero gran parte de la masa social de la entidad se negó a seguir al equipo en esta nueva ubicación y apostaron por la creación de un nuevo club, el AFC Wimbledon, que actualmente disputa la Conference National, una de las ligas menores del futbol inglés, esperando que algún día la gloria vuelva a inundar el barrio mundialmente conocido por ser la cuna del tenis.

jueves, 27 de octubre de 2011

UEFA: La importancia del fútbol amateur

Como todos sabemos se da mucha importancia al fútbol y cada día más estamos pendientes de que ha hecho tal jugador, tal entrenador o tal equipo pero descuidamos lo que realmente contiene la esencia de este deporte y esto es el amateurismo, es decir, gente  que juega al fútbol por amor a este  y sin cobrar de ningún sitio.
Por eso hoy, desde Feel Futbol vamos a hablar sobre una competición que organiza la UEFA a nivel amateur: la Copa de las Regiones de la UEFA.

Esta competición tiene su origen más lejano en la extinta Copa de la UEFA  Amateur que se disputó entre los años 1967 y1978. Durante este primer intento, solamente hubo 4 campeonatos distintos debidos a las normas que impuso la UEFA sobre el amateurismo y el profesionalismo. Muchos países de la UEFA no pudieron inscribirse en este torneo, solamente lo hicieron 12. Los “países” que ganaron este primer intento fueron: Austria, España, RFA/Yugoslavia (compartieron el título de campeón) y en la última edición volvió a ganar Yugoslavia.
En sí, la Copa de las Regiones de la UEFA fue creada en 1996 retomando la idea de fomentar y dar importancia al fútbol amateur que existe en todos los países. Solamente se ha celebrado 7 veces, se realiza cada dos años y cada país inscrito en la UEFA (en este caso, sólo hay 32 apuntados para esta competición) manda al equipo que consiga ganar los clasificatorios que realiza cada miembro del organismo europeo.
La competición se divide en ronda preliminar, ronda intermedia, ronda final. En la ronda preliminar 12 equipos (de 32) se dividen en tres grupos donde el primero de cada uno de los grupos y los dos mejores pasan a la siguiente ronda. La fase intermedia se divide en 8 grupos de 4 equipos donde solamente se clasifica el primero al ronda final, que se compone por dos grupos de 4 equipos donde los dos primeros se enfrentarán en la final a un solo partido.
España e Italia son los dos únicos países que han conquistado este torneo dos veces, por parte española lo lograron la selección amateur de Euskadi  (2005) y la de Castilla y León (2009). 

martes, 25 de octubre de 2011

Recordando a...La Naranja blaugrana

Han llovido muchos éxitos y parece que fue hace un mundo cuando en la plantilla del F.C. Barcelona el idioma que predominaba en el vestuario no era ni el catalán ni el castellano, sino el holandés, una lengua de la familia germánica del indoeuropeo y que, de igual forma que el alemán, se hace muy difícil de entender y aprender para los parlantes de los idiomas provenientes del latín, y viceversa. Después de esta breve introducción sobre la rama lingüística holandesa podemos imaginarnos ligeramente el panorama que se debía vivir en Can Barça de puertas hacia dentro, donde el lenguaje gestual imperaba entre unos jugadores que debieron habituarse a este tipo de recursos para poder entenderse dentro y fuera del campo.

El clan holandés del Barça empieza con la llegada del siempre controvertido entrenador Louis van Gaal, en quien confía Joseph Lluís Núñez para liderar la temporada 1997/1998. Podríamos decir que fue el obsequio para todos los culés de un presidente que era elegido por quinta vez como máximo representante de la entidad blaugrana. La oleada de futbolistas nacidos en los Países Bajos fue progresiva y en esta primera temporada a las órdenes de Van Gaal se incorporaron a la plantilla tres jugadores de esa nacionalidad: Michael Reiziger, un correcto lateral que pasará a la historia del club más por los atributos de su esposa que por sus méritos personales, Winston Bogarde, un central con más pinta de rapero americano que de futbolista, y Ruud Hesp, un portero del que no se guarda un mal recuerdo aunque también dejó algunas cantadas que quedarán para la posteridad. De cualquier forma, la primera temporada con el técnico holandés en el banquillo fue muy buena y el equipo se alzó con la Liga y con la Copa del Rey, aunque fue eliminado tristemente frente al Dinamo de Kiev por un vergonzoso global de 7-0 en la eliminatoria. Nadie pudo discutirle nada a Louis van Gaal por su primera temporada, pese a que su comunión con la grada y el barcelonismo quizás no fuera la deseada, por el tipo de juego que practicaba el equipo. Cabe remarcar que gran parte de culpa de que el Barcelona realizará esa buena temporada la tuvo Rivaldo, quien esa misma campaña había fichado por el equipo catalán y se alzaría con el Balón de Oro.

Imagen de Van Gaal en su hábitat preferido: las ruedas de prensa 

En la siguiente temporada llegó la segunda oleada de jugadores de origen holandés y en la prensa se hablaba de que Louis van Gaal estaba culminando un proceso de “holandización” del F.C. Barcelona que ya había empezado la campaña anterior. En esta ocasión los futbolistas que se incorporaron a la plantilla culé fueron Patrick Kluivert, un prometedor delantero que se había proclamado campeón de Europa dos años atrás con el Ajax de Ámsterdam (anotando el único gol de aquella final), pero que no se había adaptado la temporada anterior en la liga italiana en las filas de Milan del sargento Fabio Capello (merece un punto y aparte este jugador, a quien se consideraba como el heredero de Marco van Basten y reunía unas magníficas condiciones para haberse consagrado como uno de los grandes delanteros de la década; en el Camp Nou cuajó temporadas bastante decentes pero su indisciplina y su irregularidad con el gol hicieron que la gente nunca lo acogiera con cariño); también aterrizaron Phillip Cocu, un centrocampista de trabajo que llegó con la carta de libertad y sí se ganó la admiración de la grada por su entrega y polivalencia, ‘Bolo’ Zenden, un extremo izquierdo que pasó con más pena que gloria, y los hermanos de Boer (Frank permaneció hasta el año 2004 en el conjunto catalán y tuvo una presencia más que notable durante el transcurso de esos años; Ronald pareció más bien que entrara en el “pack” con su hermano, con quien ya había coincidido en el glorioso Ajax de 1995 y coincidiría posteriormente en el Rangers y en su aventura con los petrodólares árabes, y nunca llegó a hacerse un hueco en el equipo). El elenco holandés que se llegó a agrupar en el vestuario local del Camp Nou llegó a temer, incluso, que se cambiaran los colores blaugrana por el naranja de la selección “orange”. Esa temporada se ganó una liga pero las desavinencias entre Van Gaal y el entorno culé eran ya una realidad irreparable por el fuerte temperamento del técnico nacido en la capital holandesa.

           Un jovencísimo Patrick Kluivert celebra la Champions ganada con el Ajax

Pese al tenso clima existente en el seno del club, se mantuvo al frente del equipo al inicio de la siguiente campaña. Curiosamente no llegó ningún jugador holandés, pero sí se desembolsaron cantidades astronómicas en jugadores que pasarían de puntillas por el club: más de 15 millones de euros por Dani García y otros 14 millones por un jovencísimo Simao Sabrosa. El caos reinaba en el club y la dimisión a finales de temporada del presidente Núñez provocó también la salida de Louis van Gaal ante la convocatoria de elecciones de julio. Para más inri, se consuma la marcha de Figo al eterno rival, el Real Madrid, por lo que el ambiente en Can Barça estaba más caldeado que nunca. El palmarés del equipo al término de la temporada se resumía en una Copa Catalunya. El letargo del clan holandés parecía llegar a su fin y progresivamente fueron saliendo del club sin hacer demasiado ruido...Y es que parece que la relación entre Holanda y el Barça será siempre especial después de que un tal Johan Cruyff reinventara el fútbol desde la capital catalana.

jueves, 20 de octubre de 2011

UN 'ELEFANTE' CASADO CON EL GOL

A sus 23 años, y tras haber pasado por muchos equipos exóticos, Seydou Doumbia lo está bordando en su aventura por tierras rusas
Al ver la lista de máximos goleadores provisional de la presente edición de la Champions League no encontramos a Leo Messi en la primera posición. Tampoco a Ronaldo, ni a Rooney. Encontramos a un jugador cuya trayectoria es algo más que interesante y que, por primera vez, está triunfando en un equipo europeo contrastado. Hablamos de Seydou Doumbia, un goleador nato que suma cuatro dianas en tres encuentros.
Nacido en Yamoussoukro el 31 de diciembre de 1987, Doumbia debutó con 15 años en la primera división marfileña, y lo hizo en las filas del ASEC Mimosas, un club que, aparentemente parece dejado de la mano de dios. Nada de eso. Curiosamente, el ASEC posee el récord mundial de partidos de liga invicto con un total de 108, cuatro más que el Steaua de Bucarest. Estadísticas al margen, lo cierto es que el goleador sólo duraría un año en este cuadro. Al año siguiente, el AS Denguelé se hizo con sus servicios. Aún era temprano para salir del país. En su segunda temporada anotó 15 goles en 20 partidos, más que suficientes para llevarle, en la 2005-2006, a Japón.
Su periplo japonés no fue del todo exitoso. Jugó primero en el Kashiwa Reysol, donde anotó la discreta cifra de 3 goles en 24 apariciones que tuvo en año y medio. El otro medio, lo pasó cedido en el Tokushima Vortis (vortis significa naruto), de la segunda división japonesa. Allí tuvo buenas actuaciones. Promedió casi medio gol por partido en poco más de seis meses, ya que al final de dicha temporada Doumbia daría el salto a Europa, concretamente en Suiza. El Young Boys había decidido apostar por él. Y no defraudó. Lo que era una promesa se convirtió en máximo goleador y mejor jugador de la liga helvética durante dos años consecutivos. Antes de fichar por el CSKA, y en una muestra de humildad, el ‘9’ aseguró ser consciente del largo camino recorrido. “Pensar en mi tierra y en mi pasado me da más fuerzas, si cabe, y me ayuda a trabajar a destajo cada día. Cuando se tiene un sueño que se desea de verdad, es posible hacerlo realidad”, aseguró Seydou.
La realidad es que Doumbia anotó, en 2010, 5 goles en 11 partidos en la segunda vuelta de la liga rusa, contribuyendo así a que su equipo se proclamara subcampeón doméstico. O lo que es lo mismo, fue pieza importante en la clasificación para disputar la actual edición de la UEFA Champions League.
Es en esta última competición donde el ariete se ha puesto definitivamente en el escaparate de los grandes clubs europeos. Tras un doblete frente al Lille en la primera jornada, Doumbia repitió actuación en la tercera frente al Trabzonspor, siendo actualmente el máximo goleador de la competición. Sin olvidar que, en la presente liga rusa también lidera el ranking de ‘pichichis’ con 16 goles en 25 partidos. Este es Doumbia, un ‘elefante’ con velocidad de león casado con el gol.


miércoles, 19 de octubre de 2011

Lucha encarnizada en la recta final del Brasileirao

El campeonato brasileño llega a su fin y encara el tramo final de ocho partidos con siete equipos con aspiraciones reales de alzarse con el título. La cuna del jogo bonito siempre promete espectáculo hasta el final y la presente edición de 2011 es de las más disputadas que se recuerda entre los expertos de fútbol brasileños. En la edición de 2010 Fluminense, Cruceiro y Corinthians pugnaron hasta el final en una última jornada de infarto que se saldó con la copa de campeón viajando hasta la ciudad de Rio de Janeiro en dirección hacia las vitrinas del Fluminense. Curiosamente, el Cruzeiro, que por aquel entonces lidió hasta las últimas consecuencias por conseguir su tercer Brasileirao, se encuentra ahora inmerso de lleno en la pugna por evitar el descenso y después de la disputa de la trigésima jornada aparece en 16ª posición, sólo un punto por encima de las cuatro plazas que condenan al descenso directo a la Serie B. 

Pese a que en Brasil tienen una especial importancia torneos estatales como el Campeonato Paulista o el Carioca, lo cierto es que los últimos lustros el Brasileirao ha ganado notoriedad y el nivel se ha ido incrementando con la llegada de futbolistas que habían emigrado a Europa de muy jóvenes pero que ahora ven como se reducen las distancias entre las aspiraciones económicas de uno y otro continente. Sin ir más lejos, de las últimas diez finales de la Copa Libertadores, la “Champions League” suramericana, nueve han contado con equipos brasileños (solo la histórica final entre Once Caldas y Boca, que se llevó sorprendentemente el conjunto colombiano, no vio en liza a un equipo carioca), que han conseguido cuatro de los últimos siete entorchados en juego. Se puede hablar sin ningún tipo de pudor que el fútbol brasileño es el más poderoso y el que ofrece un mayor espectáculo ahora mismo en Sudamérica. De hecho, en el último informe de la Federación Internacional de Estadística se considera al Brasileirao como la cuarta mejor competición futbolística a nivel mundial.

                  Neymar y Ganso celebran un gol para el Santos


Entrando de lleno en la presente edición, después de un breve paso por el estado actual del fútbol brasileño y algunas de sus curiosidades, el Corinthians vuelve a ser el candidato más fuerte en la batalla por hacerse con el título. El timao, como se conoce al conjunto de Sao Paulo entre la prensa, marcha primero con un solo punto de ventaja, pero el hecho de tener detrás la segunda hinchada más numerosa del país (se considera que cuenta con casi 18 millones de aficionados dentro de Brasil, por 22,5 del Flamengo) y poseer uno de los mayores presupuestos y plantilla hace que encabece ahora mismo las apuestas. El actual líder del campeonato brasileño cuenta con algunas caras conocidas en sus filas, como el ex del Sporting de Lisboa Liedson o una de las promesas descarriadas del fútbol mundial, Adriano Leite, el “Emperador”. Corinthians lo ha repescado después de la enésima recaída en el alcohol y confía en que vuelva a ser el futbolista brillante y decisivo que despuntaba y maravillaba en sus primeras campañas en el Inter. De momento, se ha vuelto a entrenar con normalidad y ha disputado algunos minutos en los dos últimos encuentros (eso sí, con un evidente sobrepeso).

   Partido de la la jornada 30 del Brasileirao (Palmeiras 1-2 Fluminense)

Otro de los aspirantes al trono es el Vasco da Gama. El legendario equipo de Rio de Janeiro, donde Romario exhibió su mejor fútbol anotando 217 goles en 260 partidos en las diferentes etapas en las que jugó en el club, ha pasado del infierno al cielo en apenas dos temporadas. El año 2008 bajó a la Serie B después de una pésima campaña en la que el equipo finalizó en 18ª posición. Ahora mismo el Vasco, de la mano del veterano ex del Lyon Juninho Pernambucano, se encuentra de lleno en la lucha por el Brasileirao y la torcida “Bacalhau” vuelve a disfrutar de su equipo en la élite del fútbol carioca. Botafogo, con un partido menos, tiene la oportunidad de colocarse líder si vence en su partido atrasado. El capitán del fogao es el controvertido delantero uruguayo Sebastián “El loco” Abreu, que con el 13 a sus espaldas se ha convertido en el máximo artillero y principal referencia de l’equipo de Rio Janeiro con 10 dianas. Por detrás, el Flamengo de Ronaldinho y el Fluminense de Deco siguen la estela de los tres conjuntos que están en cabeza esperando cualquier pinchazo. La gran decepción la está protagonizando el Santos; el equipo de Muricy Ramalho marcha en la zona media baja de la tabla pese a contar con algunas de las estrellas de la competición, como Elano (ex del City y del Galatasaray), Paulo Henrique Ganso, Neymar o Edu Dracena (ex central del Fenerbahce). 

Flamengo 5-4 Santos (uno de los partidos más espectaculares del Brasileirao '11)


Ocho jornadas de pasión las que nos depara el Brasileirao, con hasta siete equipos con posibilidades reales de levantar el título más disputado que se recuerda en los últimos años. Brasil ha dejado de ser una fábrica de futbolistas imberbes para occidente y gracias al auge de su economía está haciendo que los jugadores no tengan la necesidad imperiosa de marcharse a “hacer las Europas” y cruzar el charco, además de repatriar cada vez con más frecuencia a los grandes jugadores brasileños que se fueron en su momento y ven el actual un magnífico momento para volver a casa y acabar sus carreras.

martes, 18 de octubre de 2011

Dejemos de limitar las emociones que despierta el fútbol

En los últimos años, en nuestro continente se está criticando a todo aquél que expresa la máxima rivalidad hacia el oponente. Éste siempre ha sido un mundo de sangre caliente lleno de pasión e ira. Para qué cambiarlo ahora?

Acordarse del rival tras marcar un gol, calentar el derby de la ciudad con unas declaraciones picantes, enzarzarse en alguna que otra discusión en medio de un partido… todas estas acciones no son nuevas y se han producido desde siempre y en todas partes en el mundo del fútbol. Sin embargo, en los últimos años, y en lo que está siendo un intento de arrancarle al fútbol una de sus características principales, los medios de comunicación europeos censuran y denuncian cualquier gesto o palabra que denote ira y rivalidad. Como diría el célebre José Mourinho, ¿por qué?. Entiendo que hay unos límites. Entiendo que impactar con una botella en la cabeza de un entrenador dejándolo inconsciente, como le ocurrió a Juande Ramos, no es fútbol ni es nada. Es vandalismo. Ni yo ni nadie puede negarlo. Pero lo que no concibo es por qué puede escandalizarse la prensa de Madrid cuando un jugador del Barça celebra una victoria por 5 a 0. En la misma línea, ¿por qué no puede Cristiano Ronaldo mofarse del sueldo de Pedro sin que toda Cataluña se eche encima del de Madeira?

Es cierto que el fútbol es un ejemplo para toda la sociedad, y que lo que se ve ahí tiene una repercusión masiva, pero no nos pasemos. Limitemos el racismo, limitemos la violencia, sí. Pero no queramos convertir un deporte de pasión extrema en un simple juego donde todo es respeto y buenas palabras. El ejemplo que daríamos tampoco reflejaría el mundo en el que vivimos. En mi opinión, nunca el mundo del fútbol tuvo la piel tan fina.




viernes, 14 de octubre de 2011

Oberliga (República Democrática Alemana)

Hoy hablamos de historia, en este caso de la liga de fútbol que existía en la República Democrática Alemana.


3 de Octubre de 1990, la República Federal Alemana y la República Democrática Alemana vuelven a unirse tras 41 años separadas por las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Pero no sólo se reunificaron los dos paí­ses sino que también se unificaron las dos ligas de fútbol profesional. La DDR-Oberliga se integró dentro de la estructura de la Bundesliga y los equipos fueron reubicados en las diferentes categorí­as del fútbol alemán.

La DDR-Oberliga (a partir de aquí­ nos referimos a la competición como Oberliga, aunque actualmente existen las llamadas Oberligen que son divisiones regionales de Alemania) sufrió varios cambios a lo largo de su historia. Como en casi todas las ligas, el número de participantes fue variando. Empezaron con 14 equipos y luego fueron incrementando hasta los 19 pero en al año 1955 volvieron a los 14 equipos con los que llego hasta el año 1991. Una de las caracterí­sticas que tuvo la Oberliga fue que los equipos se enfrentaban 3 veces entre ellos, uno como local, otro como visitante y el último en campo neutral. Otra de las caracterí­sticas que tuvo la Oberliga fue que el cambio que hubo en la temporada regular ya que en un principio se jugaba de Otoño a Primavera pero en el año 1056 hasta el 1960 la liga se disputó entre Primavera y Otoño porque era el sistema soviético.

Como ya he escrito en el párrafo anterior, la Oberliga tuvo no mucho más de 41 temporadas donde los ganadores fueron: Dynamo Berlí­n (10 ligas); SG Dynamo Dresde (8 ligas); FC Vorwarts Berlí­n (6 ligas); FC Carl Zeiss Jena, 1. FC Magdeburg y el SC Wismut Karl Max Stadt [actual FC Erzgebirge Aue] con 3 ligas; SC Chemie Halle; BSG Chemie Leipzig y el ZSG Horch Zwickau con 2 ligas; SC Turbine Erfurt, FC Hansa Rostock y FC Karl Marx Stadt con 1 liga.

Tras la citada reunificación los equipos que provienen de la antigua República Democrática Alemana y que han subido a la Bundesliga actual han sido mí­nimos y los equipos que conformaban aquella competición han quedado desperdigados y algunos los podrí­amos considerar como espectros de lo que fueron.

El Dynamo de Berlí­n se fundó en el año 1953 en la zona de influencia soviética de Berlí­n, más conocida como Berlí­n Oriental, en donde se integró dentro de la estructura deportiva de la Stasi (que era el órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana).

Fue por el hecho de pertenecer a la Stasi, y ser de la ciudad de Berlí­n como consiguió ser el mejor equipo de la Oberliga, aunque fuera "odiado" por todos los demás aficionados. En 1954, Erich Mielke (jefe de la Stasi) obligó a los jugadores del Dynamo de Dresden a partir hacia Berlí­n para formar un club fuerte digno de la República Democrática Alemana, consiguiendo subir a primera división y ganando la copa de RDA.

Tras esto, volvió a descender pero en 1966 al reestructurarse la Oberliga, el nuevo BFC Dynamo (Dinamo de Berlí­n) volvió a subir a la primera división y ganar diez tí­tulos consecutivos de liga, con amaños de partidos, compra de árbitros, presiones a jugadores de otros equipos para que recalaran en este equipo y otras chanzas que se permití­a el que aun seguí­a siendo el presidente del club, Erich Mielke.

Tras la desaparición de la RDA y de la Stasi el club cambio su denominación a FC Berlí­n y en 1999 vuelve a retomar el nombre actual.

Actualmente, el BFC Dynamo juega en el estadio Sportforum Hohenschí¶nhausen, aunque en su momento y, sólo cuando se enfrentaba en competiciones europeas jugaba en el Friedrich Ludwig Jahn Sportpark.

En estos momentos, el BFC Dynamo de Berlí­n juega en la cuarta división alemana aunque siempre se podrá recodar el gran palmarés que consiguió en su época (ya se sabe como): 10 DDR-Oberliga, 2 DDR Liga, 3 Copas de la RDA y 1 supercopa de la RDA.

jueves, 13 de octubre de 2011

El drama de la repesca pasará por ocho capitales europeas

12 selecciones tienen ya su pasaporte directo para formar parte del sorteo de los grupos para la Eurocopa de Polonia y Ucrania. Cinco fueron las selecciones que consiguieron su pase como primeras de grupo en una última jornada de infarto. Suecia pudo finalmente conseguir su clasificación como mejor segundo tras vencer en un igualadísimo partido a una Holanda que ya tenía los deberes hechos. Una de las sorpresas que dejó el penúltimo asalto hacia la Euro 2012 fue la derrota de Portugal en Copenhague ante un combinado danés al que sólo le valía la victoria para pasar como líder de grupo. Los portugueses fueron una sombra durante todo el encuentro y remaron a remolque de una Dinamarca que encarriló y dejó casi sentenciado el partido en el minuto 63 con el gol del ex gunner Nicklas Bendtner, que dejó en una simple anécdota el trallazo de Cristiano Ronaldo de falta directa, que tan solo sirvió para maquillar el resultado y el triste periplo de la selección ibérica en esta fase de clasificación.
Otro encuentro directo por alzarse con el primer puesto del grupo y evitar la repesca se produjo en el Stade de France de París. En la capital del Sena tuvo lugar un duelo fratricida entre los locales y la selección Bosnia, que con la victoria (a priori, un imposible) conseguía el acceso directo para disputar el primer torneo internacional de su historia como país independiente. La estrella de los balcánicos, Edin Dzeko, avanzó a su país en el marcador y, tras muchos minutos de incertidumbre, nervios y pocas ideas en el combinado francés, Nasri consiguió poner las tablas desde el punto fatídico después de haber provocado el mismo la falta. Triste pero efectiva clasificación de los bleus, que formarán parte del bombo 2 en el sorteo de grupos para la Euro, pero que no disipan las dudas que sobre ellos se ciernen desde hace años. Un vacío de fútbol y de poder que culminó con el lamentable episodio del último mundial, en el que una serie de jugadores desertaron y se postularon en contra del entonces seleccionador Raymond Domenech. Laurent Blanc no ha podido reconducir, de momento, el juego de la selección nacional y no ha podido demostrar ni aplicar sobre el terreno de juego las buenas sensaciones que dejó en su etapa en Burdeos.

El ariete del PSV Ola Toivonen fue el encargado de marcar el gol decisivo que otorgaba la selección sueca el pase directo hacia la Euro como mejor segundo de todos los nueve grupos. El jugador de origen finlandés enganchó un balón suelto desde el límite del área grande a falta de casi 40 minutos para la conclusión del partido. 40 minutos de interminable sufrimiento para los suecos, que pudieron terminar celebrando la clasificación por todo lo alto y disfrutar de su cuarta participación consecutiva en una Eurocopa.
En Irlanda se vivió otro episodio, como en el caso de Francia, de duelo directo entre dos selecciones que en este caso aspiraban a hacerse con la plaza de repesca que garantizaba el segundo lugar del grupo B. Con Rusia ya clasificada, los irlandeses recibían al combinado armenio en Dublín con la ventaja de jugar ante su gente y sabiéndose superiores como conjunto que los euroasiáticos. Si añadimos a estos dos factores la más que dudosa expulsión de su guardameta Berezovski por una supuesta mano en un mano a mano con el atacante irlandés Simon Cox (quien sí se ayudó del brazo para controlar), el encuentro parecía irremediablemente teñido de verde. Para colmo de las desgracias armenias, antes de finalizar el primer tiempo el central Aleksanyan se introducía el balón en su propia portería en una jugada en la cual el esférico ya no suponía ningún peligro para la portería armenia. El mazazo fue demasiado duro y en la segunda parte llegaba el segundo, obra del central del Aston Villa Richard Dunne. El gol de los armenios hizo que se lanzarán a por la portería de Given, pero los irlandeses por aquel entonces ya habían puesto el cerrojo, sabedores de que el empate también les valía.
En el grupo F Grecia ya había hecho lo más difícil ganando en la penúltima jornada a Croacia y asegurándose, de esta manera, depender de sí misma en su visita a Georgia la última jornada. El empate también les valía a los griegos por contar con la ventaja de los enfrentamientos directos frente a los croatas. De nada sirvieron a Croacia los goles de Eduardo da Silva y Mandzukic frente a la débil Letonia, por lo que deberán conformarse con jugar la repesca frente a Turquia con la vuelta, eso sí, en Zagreb.
Portugal ha salida favorecida y se verá las caras frente a la Bosnia de Dzeko con la vuelta en tierras portuguesas. Los irlandeses también tendrán, a priori, un fácil escollo con la sorprendente Estonia, mientras que Montenegro jugará la vuelta en casa contra la República Checa en la que se prevé, junto a la de Turquia-Croacia, la eliminatoria más igualada.

                                       Cristiano volvió a saborear la derrota con su selección
El camino hacia la Eurocopa empieza a disiparse, pero aún quedan cuatro batallas para definir los cuatro componentes que faltan para completar la gran guerra que se vivirá el próximo mes de junio en Polonia y Ucrania.

martes, 11 de octubre de 2011

MLS: el atractivo de la fórmula deporte+show

La Major League Soccer es una competición relativamente nueva pero en claro auge en un país donde el deporte es una auténtica religión. Pese a ir por detrás del baloncesto, el fútbol americano, el béisbol o el hockey, el soccer está creciendo a pasos agigantados los últimos años en Estados Unidos. La MLS se creó el año 1993 fruto del convenio que establecieron la FIFA y la Federación de Fútbol de los Estados Unidos mediante el cuál el organismo supremo del fútbol internacional atorgaba la celebración del Mundial de 1994 al país norteamericano a cambio de que se creara una liga de fútbol (soccer para los yankees) profesional en el país. No fue hasta 1996 que echó a rodar y lo hizo con 10 equipos de nueva creación, siguiendo un formato parecido al que rige en la NBA dividiendo a los equipos en dos conferencias, decidiéndose el título mediante unas eliminatorias o play-off a disputar entre los primeros de cada conferencia.

Actualmente la MLS cuenta ya con 18 equipos, que se ampliarán a 20 al comienzo de la próxima temporada. La idea es crear una segunda división y seguir con el modelo europeo de categorías inferiores. Como pasa con todos los deportes en Estados Unidos, el soccer se ha convertido ya en un icono del “High School” y en el mundo universitario. Cada vez son más los jóvenes que lo eligen para seguir su formación y estudiar mediante becas en las mejores universidades del país. De esta forma, son varios ya los españoles y europeos que aprovechan estas oportunidades que les brindan las universidades americanas para seguir jugando al deporte que más les gusta y terminar la carrera en los centros académicos más prestigiosos del mundo (Harvard, Princeton, UCLA, etc.). El hecho de que la MLS sea cada temporada más competente y reúna a mejores jugadores, ha hecho que muchos futbolistas abran sus horizontes y se lancen a descubrir el sueño americano e intentar triunfar en el país de las oportunidades por excelencia.

Como no podía ser de otra manera, la MLS también ha buscado los mejores contratos para ingresar en publicidad y ha vendido desde los nombres de los equipos hasta los estadios, por lo que no es extraño escuchar que el equipo de Nueva York juegue en el Red Bull Arena, que los New England Revolution lo hagan en el Gillette Stadium, que los Chicago Fire disputen sus partidos en el Toyota Center o que el FC Dallas juegue de local en el Pizza Hut Park. En Estados Unidos el show y el deporte siempre han ido de la mano y en el caso del soccer no es para menos. Todos los equipos cuentan en la manga izquierda de su camiseta con un enorme logo con la bandera del país y el himno nacional suena antes de cada encuentro, como si de un ritual se tratase. Todo ello pese a que un porcentaje altísimo de los aficionados que siguen el soccer sea de origen latino, un colectivo numeroso dentro del país pero no demasiado bien considerado.




La llegada a la MLS de estrellas decadentes procedentes del fútbol de elite europeo ha hecho subir el caché de la competición, pero este hecho no ha dejado de levantar suspicacias entre los que consideran que dichos jugadoras escogen este país para vivir un retiro dorado y probar una experiencia exótica antes de jubilarse en el mundo del fútbol. Los últimos en llegar, y actuales abanderados de la liga, son David Beckham y Thierry Henry. David llegó con el beneplácito indispensable de su mujer, Victoria, que quiso probar la vida glamurosa y excitante de Los Ángeles. De momento, el spice boy sigue en los Galaxy con un contrato multimillonario (su sueldo no rebasa los 5 millones de euros pero es propietario íntegramente de sus derechos de imagen, que probablemente doblen la cantidad inicial).

Henry también decidió que era momento de poner punto y final a su andadura por el fútbol europeo y le sedujo la idea de vivir en una ciudad donde, según dijo explícitamente, siempre había soñado asentarse. Henry es el jugador franquicia de los Red Bulls de Nueva York y comparte la vitola de líder del equipo junto al también ex barcelonista Rafa Márquez. Quien recientemente ha recalado en los Galaxy para formar tándem con Beckham ha sido Robbie Keane; el irlandés es el último ilustre del fútbol europeo que ha recalado en la MLS. Algunos nombres conocidos que en un momento u otro han pasado o están en estos momentos sobre los fields estadounidenses son Hristo Stoichkov, Claudio "El Piojo" López, Juan Pablo Ángel, Ljunberg, Mondragón, Nery Castillo u Omar Bravo.



No dudamos de que cada vez serán más los jugadores que se atreverán a cruzar el charco, porque la aventura norteamericana promete unos ingredientes que hacen muy atractiva la opción de embarcarse en esta travesía: buenos sueldos, jugar en la cuna del mundo contemporáneo, vivir el show americano desde primera mano y saborear el exotismo de una liga en auge.

sábado, 8 de octubre de 2011

Una brecha demasiado grande

Mucho se está hablando últimamente de una creciente bipolaridad en la Liga BBVA. Desde hace unas temporadas el debate ha ido in crescendo hasta el punto de que un grupo importante de equipos “menores” se han reunido independientemente del resto para tratar lo que consideran una discriminación hacia ellos y un descarado trato de favor hacia los dos grandes de la liga. A priori, es perfectamente comprensible la postura que han acogido los ya bautizados como “indignados” de la liga española porque los números, en lo que a repartición de derechos televisivos se refiere, son sobrecogedores: Barça y Madrid se embolsan unos 140 millones de euros cada uno en derechos televisivos y el equipo que les precede en el ranking, el Atlético de Madrid, se lleva 42. A partir de aquí la división es bastante gradual y las diferencias entre el resto de 18 equipos son bastante justas y equitativas.

El principal argumento que han presentado los impulsores de esta crítica a la discriminación que están sufriendo por parte de televisiones y federación es el hecho de que en la mayoría de competiciones de los países vecinos el reparto es mucho más equilibrado. Si nos fijamos en Inglaterra, cuna del fútbol por excelencia, vemos que, si bien es cierto que los considerados 4 grandes ocupan los cuatro primeros puestos, la diferencia entre los 20 conjuntos que forman la Premier League es mínima y así, por ejemplo, el todopoderoso Manchester United se embolsa unos 60 millones de euros mientras que el Everton sobrepasa la barrera de los 50. La Bundesliga presenta unos datos similares en lo que a repartición se refiere, porque por lo general se mueve mucho menos dinero por los derechos televisivos.


Visto así, parece descabellado el sistema que rige el fútbol español y, como hemos dicho, comprensible la reacción del improvisado G-12 capitaneado por José María del Nido. Hasta este punto podemos estar más o menos de acuerdo con los sublevados, y hasta solidarizarnos con ellos. Pero lo que reclaman Barça y Madrid es que el dinero que mueven sus partidos en relación con el resto es acorde con las diferencias existentes en ingresos por sus derechos. Y si nos ponemos a hacer números y a evaluar los ingresos que producen los partidos de Barça y Madrid con respecto a los que producen los demás no andan demasiado equivocados...Pese a las claras intenciones de las televisiones de abrir el mercado del fútbol español a otros países aún por explotar (léase, básicamente, el mercado asiático), el hecho es que continúan siendo culés y merengues los más solicitados por los espectadores del mercado internacional, mantienen su estatus de gigantes del marketing y no hacen más que seguir acentuando esta enorme diferencia que los separa del resto de clubes de la Liga BBVA. Una diferencia que, como hemos dicho, no se ciñe solo en el apartado económico, sino que también afecta al índice de popularidad, a la notoriedad en el mercado, aunque todo está relacionado.


A partir de aquí, está surgiendo, sobre todo entre los aficionados de los clubes grandes, una pregunta ante la cual hay diversidad de opiniones y es difícil ponerse de acuerdo. ¿Usted prefiere que el reparto de los derechos sea más equitativo y, en consecuencia, haya más igualdad entre los equipos de la Liga o, por el contrario, cree que los grandes deben recibir la parte que merecen por su mayor productividad y mantener su posición de privilegio en Europa? Porque una cosa está clara, y es que si se llega a un acuerdo y el ingreso por los derechos televisivos se equilibra entre los 20 equipos, tanto Barça como Madrid se verían obligados a reducir sus presupuestos, lo que comportaría la venta ipso facto de sus principales estrellas para minimizar los costes. Eso conllevaría, irremediablemente, un descenso de calidad en los equipos y una menor capacidad para competir ante los principales equipos europeos.

En fin, esperemos que se solucione pronto este desaguisado, aunque parece que las dos posturas están demasiado lejos como para encontrarse. El malestar es creciente y no es de extrañar que el clima termine siendo insostenible.

viernes, 7 de octubre de 2011

Suruga Bank Cup

En estos tres meses que quedan para finalizar el año, se están jugando dos competiciones de diferente alcurnia pero en la que todo buen aficionado al fútbol debería ver alguna. Me refiero a la Copa Sudamericana (actualmente en los octavos de final) donde se dirimirá quien se enfrenta al Santos en la Recopa Sudamericana y por otro lado la Japan League Cup. Si, pone Japan League Cup, la copa de la liga japonesa (en semifinales en este momento) es la tercera competición más importante de Japón tras la Liga y la Copa del Emperador. Pero porque digo esto, lo hago para hablar de la Suruga Cup, competición que enfrenta al campeón de la Copa Sudamericana contra el campeón de la Japan League Cup.



La Suruga Cup fue creada en el año 2008 para solucionar la cuestión de que hacer con el campeón de la copa de la liga japonesa y por ello, la Asociación Japonesa de Fútbol contactó con la Conmebol para realizar dicho torneo. El torneo estará vigente hasta el año 2015, salvo que haya una nueva renovación como pasó en el 2010.

Hasta el momento se han disputado 4 partidos en los que se han repartido el trofeo entre dos equipos sudamericanos (Arsenal de Sarandí e Internacional de PortoAlegre) y dos japoneses ( FC Tokyo y Júbilo Iwata). Como anécdota, se ha de decir que los dos equipos japoneses consiguieron el título a través de la tanda de penaltis.

Tras la finalización de los dos torneos mencionados, los dos campeones se enfrentarán entre el mes de julio o de agosto del año 2012.

jueves, 6 de octubre de 2011

Mateja Kezman: el trotamundos balcánico


 

EL “9” MILITA AHORA EN LAS FILAS DEL BATE BORISOV


Tras despuntar en el Partizán con tan sólo 20 años, el ariete belgradense emprendió su aventura por el mundo, dónde en su paso por PSV, Chelsea, Atlético, Fenerbache, Zenit, PSG y South China dejó constancia de su matrimonio con el gol. Actualmente en Bielorrusia, el jugador parece estar llegando al final de su trayectoria.

Nacido en Belgrado el 12 de abril de 1979, Mateja Kezman pasó por las categorías inferiores de Zemun,  Radnicki Pirot, Loznica y Sartid Smederevo, todos ellos clubes serbios. Tras promediar 10 goles por temporada, el Paritzan estrechó el cerco sobre él con tan solo 19 años.

En su primera campaña en el conjunto blanquinegro (1999) en la que ganó la competición doméstica, logró anotar 6 dianas en los 33 encuentros que disputó. Sin embargo, fue en el siguiente curso cuando Kezman explotó. 33 goles y su correspondiente trofeo de máximo goleador le llevarían a Eindhoven (2000-2004). Allí permanecería durante 4 temporadas, y fue en el PSV dónde se vio al mejor Mateja Kezman. Nada menos que 105 tantos son los que consiguió anotar con la camiseta del conjunto dirigido, por aquel entonces, por el mítico Guus Hiddink. El serbio, que se convirtió en el primer jugador en marcar más goles que partidos disputados en dos temporadas consecutivas, encontró en Arjen Robben su mejor aliado. “Batman&Robben” era el nombre con el que los medios se referían a ellos, en alusión a la mítica dupla cómica Batman&Robin,

Pero a Kezman aún le quedarían muchas elásticas por vestir. Su caché había subido como la espuma en Holanda, y eso no lo iba a ignorar Roman Abramovich, propietario del Chelsea y recién llegado al mundo del futbol. Tres “pichichis” y una bota de plata fueron méritos más que suficientes para que el goleador firmara por el conjunto “blue”.  Llegó con el cartel de “hombre gol” bazo el brazo, pero las lesiones y la irrupción de un joven llamado Didier Drogba le impidieron demostrar su valía. Al final de su primer y último año en Londres (2004-2005), y con solo 6 apariciones como titular, “Batman”cambió Inglaterra por España al fichar por el Atlético de Madrid. Su gol en la prórroga de la final de la Carling Cup frente al Liverpool (3-2) fue una de las pocas alegrías que se llevaría de la capital británica.

Kezman esperaba volver a ser el goleador que impresionó al mundo, pero aquel tipo agresivo e infalible no regresaba. No hizo ni mucho menos una mala temporada en el Calderón, e incluso anotó goles importantes ante Barcelona y Real Madrid. Sus números, 8 goles en 30 partidos, y la explosión de Fernando Torres, le dejaron en un segundo o tercer plano. Al año siguiente se fue al Fenerbache turco por 7 millones de euros, dos menos de los que pagaron los colchoneros al Chelsea para hacerse con sus servicios. Ese mismo verano, el Atlético de Madrid acabaría fichando a Sergio el “Kun” Agüero y a Miguel Angel Ferrer Mista como sustitutos del serbio.

En su presentación con la entidad turca, Kezman aseguró “querer marcar muchos goles y ganar mucho títulos”. Y la verdad es que así fue. Mateja anotó algo más de 20 goles en las dos temporadas que estuvo en Turquía y resultó pieza clave en la consecución del título de Liga del conjunto de Luis Aragonés en la temporada 2006-2007. Sorprendentemente, el ariete sería declarado transferible al término de su segundo año con la camiseta gualdinegra. Dani Guiza, que habia anotado 27 tantos en el Mallorca, se habia convertido en el refuerzo estrella y, una vez más, el serbio debió hacer las maletas.

Su destino fue entonces el Paris Saint Germain, que desembolsó 4 millones de euros en él (tras un primer año de cesión) y otros 15 en la contratación de Ludovic Giuly, Makelele y Hoarau. Y en la ciudad del amor, fue precisamente esto lo que la afición parisina no le dio. Claro que su bagaje de 2 goles en 2 años tampoco fue como para enamorar a nadie. Quizá por eso se fue cedido al Zenit en la segunda mitad de dicho segundo año. En Rúsia pasó con más pena que glória y, en una decisión muy previsible, el conjunto celeste no hizo efectiva la opción de compra que tenía sobre el delantero balcánico. En Noviembre del 2010, Kezman quedaría oficialmente desvinculado del PSG.

Sólo dos meses más tarde recalaría en el South China, de la llamada Hong Kong First Division League. Su actuación mas destacada fue el doblete que consiguió frente al líder de la liga, el Kitchee, en las semifinales de la copa. Con un 4-2 final, el South China accedió a la final. En la final, “Batman” logró en la prórroga el gol de la victória que le daría el título a los suyos. Al dia siguiente terminaría su contrato de cuatro meses de duración y el conjunto asiático no iba a seguir pagando su alta ficha. A pesar de su corta estáncia en el país, Kezman tuvo tiempo para realizar unas declaraciones que trajeron cola. “La Champions League asiática es una competición rara y un poco estúpida”.
El 31 de agosto de 2011 firmó por el Bate Borisov por medio año, y aunque ahora mismo es el delantero titular del equipo, lo cierto es que queda muy poquita cosa de aquel joven serbio que estuvo, por un tiempo, casado con el gol.

QUIERE SER MONJE

Serbia se ha caracterizado a lo largo de su historia por haber vivido muchas influencias culturales. Romanos, otomanos o bizantinos dejaron huella en esta tierra eslava. La religión es uno de los rasgos más remarcables que aportaron los conquistadores. El imperio más influyente en ese aspecto fue el bizantino, el legado del cual se mantiene con la Iglesia ortodoxa Serbia y el alfabeto cirílico, aunque éste cada vez es menos utilizado. En alguno de ellos se debió fijar el ariete Mateja Kezman cuando hace tres años declaró que una vez retirado, le gustaría "dedicar mayor tiempo a Dios". "Quiero ser monje para poder servir mejor al Señor", señalaba hace tan solo unas temporadas en una entrevista concedida al diario Press de su país.



Toni Juanmarti Palacin. 06/10/2011

miércoles, 5 de octubre de 2011

Boca hace volver las aguas a su cauce

Después de una serie de Torneos Apertura y Clausura un tanto surrealistas por la falta de un dominador claro y por la decadencia de los dos históricos del país, parece que el Club Atlético Boca Juniors se ha empeñado esta temporada en recuperar una hegemonía que había perdido tristemente. Sin ir más lejos, los dos grandes de Argentina no se reparten un título desde el Apertura 2008, en el que los xeneizes consiguieron alzarse con el torneo, un triunfo con doble sabor a dulce puesto que para encontrar a su archienemigo en la tabla tenían que remontarse hasta el vigésimo y último lugar. Desde entonces hasta cuatro equipos se han alternado en lo más alto de la clasificación y han tocado la gloria en el campeonato argentino, siendo Vélez el más beneficiado por esta situación haciéndose con dos entorchados.



Pero algo ha cambiado en el fútbol argentino. El drama que se vivió en el pasado Clausura 2011 con el descenso de River parece que ha hecho catapultar de nuevo a Boca Juniors, que vuelve a reinar y a ser líder destacado, vuelve a imponer el respeto de antaño en sus visitas a las canchas de la Nacional A, un respeto del que había sido despojado merecedoramente después de quedar prácticamente en ridículo durante más de dos años ante sus siempre fieles hinchas. Porque si algo no ha cambiado durante esta época de sequía en el barrio de La Boca ha sido el aliento de sus seguidores, que siempre acompañan al equipo por allá donde va, siendo incluso mayoría cuando juega de visitante.

Pese a no realizar un fútbol brillante ni avasallador, los xeneizes encadenan diez partidos sin conocer la derrota y basan su fiabilidad en una férrea y sólida defensa. De hecho, sólo han marcado 12 goles en 10 partidos, pero el hecho de haber encajado la pírrica cifra de dos dianas hacen que perforar su arco se haya convertido en un vía crucis para los delanteros rivales. Un ejemplo perfecto para ilustrar lo que es Boca Juniors ahora mismo es el partido disputado el pasado 2 de octubre en la Bombonera ante un rival de menor entidad como Tigre: 1-0 y gol de jugada ensayada tras asistencia de Riquelme y que Rivero estrella en un defensa que, involuntariamente, se introduce el balón en su propia portería. Esta es la nueva versión de Boca, un estilo de juego diseñado para devolver la gloria al equipo más laureado, a nivel internacional, de todo el mundo.



El otro encuentro con aires de grandeza que deparaba la décima jornada del Apertura 2011 argentino era el Racing Club-Independiente. El clásico de Avellaneda que llegaba con ambos equipos separados por siete puntos en la tabla y con un Racing que debía ganar si no quería perder el tren de la lucha por el título. Todo lo que envuelve este clásico es pura pasión, es impresionante poder vivir el ambiente desde detrás de la televisión y a más de 10.000 kilómetros a distancia (no podemos llegar a imaginar lo que debe ser vivirlo en persona). El resultado final fue de 1-1, premio insuficiente para ambos conjuntos, pero sobre todo para el club de la Academia, que perdió una gran oportunidad para auparse en la tabla. El Independiente del ex azulgrana Gabi Milito seguirá deambulando por el medio de la tabla.



El resto de resultados fueron los siguientes:

Belgrano (Almerares) 1-2 Argentinos (Morales, Bum)
Atlético Rafaela (Fontanini, González) 2-1 Lanús (Regueiro)

Vélez Sársfield (Rescaldani)1-0 San Martín

All Boys (Matos) 1-2 Olimpo (Furch, Franzoia)

Colón (Higuaín) 1-1 Estudiantes (Braña)

Banfield (Ferreyra 2) 2-0 Newell’s

Godoy Cruz (Sigali, Castillón) 2-0 San Lorenzo

Arsenal (Trombetta, Óbolo) 2-1 Unión Santa Fe (Rosales)

En la Nacional B, a la que lamentablemente nos tenemos que remontar para encontrar a River, el conjunto de los millonarios no pudo pasar del empate en su visita a otro ilustre del fútbol argentino, Ferrocarril Oeste, en un partido con un magnífico ambiente, digno de encuentro de máximo nivel.